CIBERRIESGOS: Los 5 tipos de ciberataques más habituales

Según la firma Risk Based Security, 2019 fue uno de los años con el mayor número de ciberataques, y es que en tan solo la primera mitad del año se registraron 4,100 millones de ciberataques a personas y empresas. España no se queda atrás en medio de esta preocupante situación, y con casos recientes como los ataques a Everis, Cadena SER, Prosegur y el Hospital de Torrejónla ciberseguridad se está convirtiendo en un tema fundamental para cualquier empresa.

Los objetivos más comunes de estos ataques son el robo de información a empresas, la suplantación de identidades y la paralización de redes informáticas.

5 tipos de ciberataques más frecuentes, aunque no únicos:

1. Spyware
El fin de este malware es infectar un ordenador ajeno para recopilar información contenida en él. Una vez que está en poder de esos datos, los transmite a una entidad externa sin conocimiento y/o consentimiento del propietario. Numerosos hackers lo emplean para lucrarse de la venta de información sensible. Teniendo en cuenta que vivimos en la era del big data y la gran cantidad de datos que generan y manejan las empresas diariamente, se trata de un tipo de virus muy dañino.

2. Phising
Otro de los peligros a los que se enfrentan con frecuencia las empresas es el phising. Este tipo de ciberataque es especialmente peligroso porque se expande vía e-mail, lo que hace que su transmisión sea muy rápida. De nuevo, el robo de información es el fin principal de los cibercriminales. ¿Y cómo acceden a esos datos requeridos de personas o empresas concretas? Mediante los correos electrónicos infectados.

3. Adware
Realmente, este software utilizado para mostrar publicidad está muy enfocado en robar datos a usuarios, pero también puede afectar a las empresas. En este caso, el soporte no son correos electrónicos, sino anuncios mediante los que se obtiene información de los internautas.

4. Gusanos
Junto con los troyanos, los gusanos constituyen uno de los ataques más comunes de Internet. Su método de actuación es sencillo: se transmiten replicándose, enviando así copias a otros equipos y propiciando una rápida y peligrosa extensión. El primer gusano informático de la historia, el gusano Morris, data de 1988, y desde entonces la fórmula ha continuado perfeccionándose para atacar a todo tipo de equipos.

5. Ransomware
La frecuencia de este tipo de ataques cada vez es mayor. Lo que se consigue con ellos es bloquear el sistema de una empresa o institución, solicitando un rescate a cambio de liberarlo. Los efectos pueden ser catastróficos, pues la empresa en cuestión queda totalmente paralizada. Grandes compañías han sufrido ataques de este tipo recientemente, generando un considerable revuelo mediático. El lado positivo es que los virus ransomware, cada vez más perfeccionados y enfocados a dispositivos móviles, se han visibilizado mucho más en la sociedad.

La empresas deben aprender a protegerse y comprender la necesidad de convertir la ciberseguridad en un punto estratégico así como a cubrirse de los riesgos de paralización de su actividad, pérdida de reputación, demandas de terceros afectados y otras posibles consecuencias.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.